Sistemas de apoyo a los estudiantes una vez matriculados

El Master propone un Plan de Tutorías. A continuación se describe el procedimiento:

1- Definición

La tutoría es un proceso de apoyo durante la formación de los estudiantes que se concreta en la atención personalizada a un alumno o a un grupo reducido de ellos, buscando favorecer el aprendizaje, la formación integral y la inserción profesional de los futuros graduados.

2- Objetivos

El propósito global es elevar el rendimiento y aprovechamiento académico y personal de los alumnos. Dentro del programa de tutorías se trata de:

1) Ofrecerles atención integral y personalizada.

2) Orientarles de manera sistemática en el proceso formativo, identificando sus potencialidades para que puedan canalizarlas con éxito en su paso por el programa.

3) Promover el desarrollo de actitudes y valores como compromiso, responsabilidad, respeto, solidaridad, espíritu crítico y todos aquellos que consideramos consustanciales a la formación de un universitario.

4) Guiarles en los procesos administrativos.

3- Proceso

- Todos los estudiantes del Programa contarán con la supervisión académica de un Tutor designado por el Responsable del Título. El Tutor, nexo de unión principal entre el estudiante y el Departamento, es un profesor que facilita a los estudiantes su integración y adaptación y les aconseja en sus decisiones académicas (elección de itinerarios, asignaturas optativas, cursos extraordinarios, etc..) teniendo en cuenta los intereses, aptitudes y formación previa de aquellos.

- La labor del Tutor es especialmente importante en el los primeros meses para mentalizar al estudiante de las diferencias entre la Enseñanza de Grado y Postgrado y estimular su participación activa en el proceso educativo del Postgrado.

- Aunque la falta de experiencia origine preocupación en principio, la participación de los tutores en la educación de los jóvenes graduados, la supervisión y orientación durante un periodo formativo muy importante de sus vidas, puede resultar muy gratificante. La experiencia de los modelos anglosajones demuestra que muchos estudiantes consideran que sus tutores desempeñaron un importante papel en su crecimiento académico y profesional.

5- Organización

- Lo deseable es que, cuando el programa cubra la duración del Postgrado, la asignación de alumnos por tutor y año académico no supere la cantidad de 3.

- La existencia del programa se da a conocer mediante su inclusión en la guía académica y en la página Web del programa, así como en las sesiones de acogida organizadas a comienzo de curso.

- El programa es obligatorio tanto para el alumno como para el profesorado. La distribución de los tutores aparecerá en el tablón de anuncios y la página Web, avisándose de la inserción a todo el profesorado. Se deja un tiempo para que tanto alumnos como profesores puedan “reclamar” algún cambio. En caso de haber reclamaciones, éstas deben estar fundamentadas y entregadas en un escrito.

- El grupo de alumnos por cada tutor es homogéneo en cuanto a la titulación. Esto facilita los temas a tratar en la tutoría tanto a los alumnos como al profesor.

- A final de curso, cada tutor elabora un breve informe, según formato proporcionado en la ficha del alumno, que recoge la trayectoria de éste durante el año y las posibles recomendaciones de futuro. Este informe se entrega tanto al alumno como en el Departamento.

6.- Líneas de actuación para el profesor

 Se proporciona al tutor toda la información necesaria sobre:

·             La titulación: las asignaturas que presentan más dificultad para los estudiantes, la oferta de optativas, las prácticas, idiomas, becas de intercambio Es decir, de todos aquellos elementos que en un momento determinado le pueden ayudar a dar una orientación sobre los estudios al alumnado.

·             Las cuestiones administrativas del Centro. Esta información suele venir en la Guía Académica y se refiere a las condiciones de estudio, calendario de curso, etc.

·             Los diferentes servicios de la Universidad de Salamanca: el Servicio de Orientación al Universitario (SOU), el Servicio de Asistencia Social (SAS), etc

·             Los acontecimientos y actividades no ofertados por el plan de estudios, organizadas por la Universidad u otra institución y relacionadas con la titulación. Por ejemplo, conferencias, congresos, exposiciones, publicaciones, estancias, etc.

Se recomienda el establecimiento de una relación de comprensión mutua y de confianza entre el tutor y su grupo de alumnos de modo que los alumnos puedan expresar abiertamente lo que piensan y lo que sienten y de que entre el tutor y los alumnos reflexionen sobre lo que está pasando y cómo mejorar la situación planteada.

 

7.- Recomendaciones para lograr una mayor efectividad del programa de Tutorías:

                El Departamento debe...

·             Hacer los esfuerzos necesarios para hacer coincidir los intereses (ej. línea de investigación) de estudiantes y tutores.

·             Dejar claro a los estudiantes su derecho a cambiar de tutor si no reciben la supervisión adecuada o si tienen algún tipo de problema.

·             Informar a los tutores y estudiantes de todos los recursos disponibles en la Facultad y en la Institución.

·             Proporcionar un sistema de apoyo efectivo a estudiantes y tutores para hacer frente a las dudas o problemas que puedan surgir. Por ejemplo, orientación a los tutores sobre los posibles cambios en planes de estudio, organización, recursos, etc... para que puedan informar adecuadamente a sus estudiantes.

Los Tutores deben...

·             Ofrecer información y consejos sobre temas académicos. Entre estos temas se incluiría la ayuda en la elección de asignaturas, en la decisión de intereses de investigación, en el contacto con profesores para dirección de tesinas y proyectos, así como la orientación sobre los procesos administrativos.

·             Familiarizarse con sus estudiantes y su rendimiento académico para proporcionarles la información y la ayuda adecuadas si surgen dificultades a lo largo del curso. Para ello dispondrán de una carpeta para cada estudiante en la que se guarde una ficha con fotografía, copia del programa académico en el que se especifiquen las asignaturas matriculadas y superadas, solicitudes de becas o cualquier otra información que pueda serle de utilidad.

·             Ofrecer asistencia o dirigir a los estudiantes a los lugares adecuados para decidir su futuro profesional (empleadores, etc.).

·             Informar a sus estudiantes del horario y régimen de tutorías (un día determinado, citación previa, reuniones cuatrimestrales, etc..)
Crear un ambiente de confianza para favorecer la relación con sus estudiantes.
Respetar las decisiones de sus estudiantes y apoyar sus objetivos, a la vez que los estimula a reflexionar concienzudamente sobre sus planes.

·             Preocuparse por sus estudiantes como personas.

·             Comunicar a sus estudiantes de las expectativas que tiene sobre ellos.

·             Mantener la confidencialidad sobre la información que se tiene de cada estudiante así como de los asuntos tratados con ellos.

                  Los estudiantes deben...

·             Contar con la disponibilidad de sus tutores, al menos mediante cita previa, durante los periodos lectivos. Sin embargo no deben esperar que sus tutores les reciban inmediatamente cuando ellos quieran.

·             Ser conscientes de que sus tutores no tienen por que convertirse en amigos personales.

·             Esperar que sus tutores actúen como auténticos consejeros, no simplemente como “firmadores de papeles”.

·             Tomar la iniciativa para reunirse con sus tutores siempre que lo necesiten y en más ocasiones que en el encuentro inicial programado.

·             Consultar a sus tutores ante cualquier dificultad académica.

·             Ir asumiendo gradualmente mayor responsabilidad en el mantenimiento de relaciones fluidas con sus tutores, a medida que progresan.

·             Estar convencidos de que son merecedores del tiempo que les dedican sus tutores y, a la vez, valorar la dedicación de éstos para atenderlos.

·             Responsabilizarse de establecer y mantener una relación fluida con sus tutores para así tener alguien con quien consultar sus problemas y preocupaciones y para tener a alguien que pueda, en el futuro, escribir una carta de recomendación cuando ésta sea requerida en programas de empleo, becas, etc..

·             Saber que tienen derecho a solicitar el cambio de tutor si consideran que no están recibiendo la supervisión adecuada.

·             Comunicar a sus tutores las expectativas que tienen sobre ellos.

DEPARTAMENTO DE ESTADÍSTICA. UNIVERSIDAD DE SALAMANCA